Perfilando un sistema económico por y para el bien común

For the English version press here! 

Este Blog Post es una contribución de Faircoop: La Cooperativa de la Tierra para la equidad económica.

El objetivo de este artículo es proporcionar conocimiento y comprensión sobre las monedas alterantivas. Te animamos a tomarte unos minutos para adentrarte en el mundo de la creación de dinero, el movimiento P2P, el sistema económico alternativo que plantea FairCoop y las diferencias con las ya muy conocidas Bitcoins.

#Faircoin #P2P #SystemicChange

Abstracto

Vivimos una crisis sistémica sin precedentes en los últimos años que está acabando con el planeta. La avaricia y afán de poder de unos pocos están destruyendo no solo nuestro entorno natural sino también el tejido social, económico y productivo que durante siglos el ser humano ha intentado construir. Sin embargo, por primera vez la ciudadanía tienen en sus manos la posibilidad y capacidad de desarrollar sistemas de intercambio, conocimiento e interconexión a través de las innovaciones tecnológicas que basadas en Free Software, Open Source y la distribución P2P facilitan el desarrollo de sistemas alternativos al dominante.

En los últimos años una nueva tecnología disruptiva ha entrado en juego, Blockchain. A partir de la revolución que supone esta tecnología, desde FairCoop queremos aprovecharla y sacarle el máximo partido con el fin de crear un sistema monetario, económico y financiero que le haga frente al sistema establecido y cuyos principios básicos sea la orientación hacia el bien común y el reparto justo de la riqueza entre todos. En este articulo os contamos como vamos a hacerlo.

 

FairCoop. La Cooperativa de la Tierra para la equidad económica.

Perfilando un sistema económico por y para el bien común

Introducción a FairCoop from Radi.ms on Vimeo.

Introducción.

Ya nadie discute que estamos en un momento de profundos cambios y de lo que parece una evolución hacia una nueva época, tanto por la crisis económica y social que enfrentamos en mayor o menor medida en todos los rincones del planeta como por las revoluciones tecnológicas a las que estamos asistiendo.

La cuestión clave en esta transformación hacia una nueva era no lo es tanto en cuanto a como tendrá lugar esa evolución, puesto que la crisis sistémica que padecemos en la actualidad nos indica de forma clara que ya estamos inmersa en ella, sino al papel que tendremos como pueblos a la hora de aprovechar esa nueva tecnología que emerge, y que parece que viene destinada a cambiar radicalmente la manera en la que nos relacionamos. Por primera vez los pueblos afrontamos estos cambios con cierta ventaja, no solo por el acceso a la información que estas nuevas tecnologías nos han proporcionado, sino por el hecho de que sean muchas de ellas todavía tecnologías libres, que están en gran medida en manos de los ciudadanos, y que al ser de libre acceso permiten que todos los desarrollos que anteriormente han estado secuestrados por unos pocos, puedan estar en un segundo a disposición de cualquier ciudadano, el cual con su inteligencia y su conocimiento puede aprovechar para asimilar dicha tecnología al bien común y mejorarla. Por primera vez nos encontramos ante un momento histórico en el que la verdadera riqueza y fuente de oportunidades es la inteligencia colectiva, la que es capaz de hacer a la humanidad progresar y mejorar en igualdad de condiciones que aquellos que tienen el poder del sistema en sus manos, demostrando que la riqueza material no es lo que hace al ser humano medrar sino la capacidad de crear. Y también por primera vez sabemos que nuestro objetivo es medrar, hacerlo en consonancia y equilibrio entre nosotros y con el entorno que nos rodea, medrando todos juntos, porque no hay otra manera.

Sabemos que son muchas las áreas y los retos que enfrentamos y desde FairCoop queremos incidir en el sistema monetario, económico y financiero, una de las piezas clave para poder crear un nuevo mundo en el que todos tengamos cabida . Se abre ante nosotros una nueva oportunidad en el que la conciencia de que la situación actual y el propio entramado creado es insostenible, pero con la oportunidad de aprovechar una nueva tecnología que emerge ante nosotros, que su desarrollo está en manos de los ciudadanos y que puede significar no solo un cambio de paradigma en lo económico, sino en aspectos de nuestra vida que hasta ahora nos resultan inimaginables.

Como hemos llegado hasta aquí

Desde tiempos remotos el ser humano ha ideado diferentes maneras de dar valor a las cosas con el fin de poder intercambiarlas. Sin embargo desde el principio la deuda ha sido el motor fundamental del concepto del dinero. La deuda entre pares y en ocasiones el trueque han sido la base del sistema económico del que posteriormente se apropió el Estado y que en la actualidad la ciudadanía empezamos a recuperar a través de las monedas sociales y las criptomonedas.

En los últimos tiempos el dinero vuelve a estar en el punto de mira, debido a la crisis-estafa que atravesamos, en gran medida, en lo que respecta a lo económico, por la estafa que supone el actual sistema de creación y distribución del dinero, lo que ha llevado a el surgimiento en los últimos tiempos de las monedas locales como alternativa al actual sistema monetario, que deja fuera a una cada vez una mayor parte de la población. Es en estas situaciones cuando la ciudadanía se une para crear alternativas, y en este escenario resurgen las monedas sociales. Las monedas sociales han sido siempre parte de la historia económica y monetaria de los pueblos, basta recordar el uso de estas monedas en situaciones de guerra (como la guerra de secesión americana o la II guerra mundial) así como en situaciones de crisis económicas o simplemente como alternativa a un sistema que no convence a todos, tal es el capitalismo, como ocurre con el ECO[1] en Cataluña o tantas otras monedas locales en funcionamiento a lo largo y ancho del planeta.

Sin embargo para entender como hemos llegado hasta aquí es necesario hacer un breve repaso a la situación actual de creación del dinero, ya que ahí se encuentra la raíz de los grandes problemas sociales y económicos a los que nos enfrentamos.

A la mayoría de nosotros nos enseñan que el dinero lo crea el gobierno cuando la realidad es que mas del 97% del dinero es creado por los bancos privados. Este sistema económico ha atravesado tres hitos fundamentales a la hora de entender como hemos llegado hasta aquí. Por un lado la eliminación del patrón oro como referencia del valor del dinero y su creación, por otro la posibilidad de mezclar banca de ahorro con banca de inversión, y por ultimo el mandato dado a la banca privada a través de los bancos centrales de ser ellos los que crean el dinero que posteriormente presta a los Estados.

La combinación de todos estos elementos, unidos a las políticas estatales basadas en principios económicos neoliberales han conseguido, por un lado que el sistema económico esté basado en deuda (puesto que los Estados ya no pueden crear la masa monetaria necesaria para la actividad económica sin intereses, sino que lo tienen que pedir prestado a la gran banca, lo que ha llevado a que los Estados deban dinero que es imposible de pagar y con deudas disparadas), y por otro que dependamos de la banca privada para poder financiarnos. Como resultado tenemos un sistema económico y productivo endeudado, sin capacidad real de poder devolver nunca esa deuda y que está creando gravísimos problemas para el medio ambiente, las personas, la sociedad y la economía en general.

Hay muchos grupos ciudadanos[2] que actualmente están desarrollando una gran labor para hacer entender el actual sistema económico a la ciudadanía, en un intento de llevar este debate a las plazas, a los que remitirnos para poder profundizar mas en este asunto, y por ello no vamos a hacerlo aquí, pero si entendemos necesario este pequeño acercamiento al sistema de creación del dinero para poder comprender porque es necesario un cambio profundo en esta materia.

Software libre y Open Source: la tecnología en manos de los ciudadanos como herramienta de cambio.

Sin perder de vista que la situación actual por la que atravesamos se debe a un cúmulo de circunstancias, y teniendo en cuenta que solo una visión holística puede dar un panorama general de la situación actual, así como que debe ser desde ese punto de vista holístico que se han de abordar todos los problemas para dar con las soluciones, y dado que ese no es el objetivo de este artículo que podría llevar a escribir no un articulo sino un libro, nos vamos a centrar en la parte del conocimiento, la interconexión y la cooperación como áreas transversales del desarrollo tecnológico para esta exposición y que resultan fundamentales para entender el proyecto que presentamos en en este texto.

En este sentido uno de los grandes frenos para el desarrollo basado en el bien común ha sido los derechos y las patentes, que bajo la idea predominante de bien para la humanidad se esconde un mundo de intereses corporativos y monopolísticos, que han dado lugar en demasiadas ocasiones a lo largo de la historia reciente a situaciones de monopolio y manipulación que ha impedido el libre desarrollo, atendiendo al aspecto negativo de este sistema y que a la vista están los resultados.

Frente a este monopolio se alzan movimientos como Free Software, Open Source y Copyleft, se desarrollan tecnologías P2P y se crea el movimiento hacker de ciudadanos unidos bajo la misma idea, luchar contra este sistema que inhibe el desarrollo, y además crear unas dinámicas sociales y culturales que demuestren que el libre acceso al conocimiento, a la cultura y al progreso es fundamental para conseguir un desarrollo basado en el bien común y para el procomún.

Ante este nuevo escenario abierto hace ya casi tres décadas, vemos el mayor avance en la historia de la humanidad desde que el progreso siguiera una linea exponencial a partir del siglo XIX. Asistimos al auge de la tecnología en todos los aspectos de nuestra vida (Youtube nació en 2005 y nos parece que lleva toda la vida con nosotros, que no decir de los Smartphones que desde hace escasos 4 años nos hace la vida tan fácil que no creemos que pudiéramos haber vivido sin ellos); a una revolución en la era del conocimiento, a una situación sin precedentes de acceso a la información y lo mas importante, a un protagonismo ciudadano en el desarrollo de estas nuevas tecnologías gracias al código abierto y la necesidad innata del ser humano de cooperar entre nosotros para conseguir medrar. Un claro ejemplo es toda la tecnología desarrollada en torno a la distribución entre pares o P2P. Este desarrollo ha supuesto una serie de ventajas y avances en la forma en como nos relacionamos, como compartimos y almacenamos la información. Ha puesto de relieve la fortaleza del ser humano cuando tenemos la conciencia y las herramientas, debilitando al sistema y dándole soluciones a los problemas que se han ido encontrando a la hora de manejar la información (caso el primero de las redes de compartición de información, clásico ejemplo emule, que ha puesto en jaque a la industria de los derechos de autor y cultural, obligándoles a tener en cuenta lo que hacen u opinan la ciudadanía, o en el segundo con el desarrollo del almacenamiento en nube que ha venido a abaratar y facilitar en gran medida el almacenamiento y distribución de la información).

El último ejemplo de como la ciudadanía puede ser parte activa y fundamental del desarrollo tecnológico que nos facilite la transición hacia la era del post capitalismo es Bitcoin, o mas concretamente la tecnología que lo soporta, Blockchain. Desde su surgimiento en 2009 vemos como se ha pasado del desprecio y la prohibición a la inversión masiva (mas de 480 Mll de $ el último año y casi 1000Mll en los dos últimos años), de las noticias negativas a cada vez mas análisis mediáticos acerca de las ventajas y posibilidades de esta nueva tecnología. Y esto es solo el principio.

A pesar de que como cualquier tecnología que esta en pleno desarrollo y sobre todo tecnología que va a traer como consecuencia la creación y uso de aplicaciones totalmente nuevas, incluso en cuestiones o áreas que ni siquiera nos habíamos planteado, resulta complicado a priori explicar en que consiste, y aunque de nuevo no es objeto de este articulo hacer un análisis exhaustivo acerca de esta tecnología, si es necesario explicar brevemente en que consiste y como funciona.

el Faircoin y un sistema económico justo from Radi.ms on Vimeo.

Blockchain[3] no es mas que una base de datos distribuida entre los ordenadores que participan de la red, un registro contable, con unas características que le son propias que lo hacen seguro, rápido, barato, transparente y global, que utiliza una criptomoneda, Bitcoin para el registro de las transacciones que se realicen con ella, si bien actualmente encontramos cadenas de bloques desvinculadas de Bitcoin como criptomoneda, como por ejemplo el proyecto Ethereum[4].

Aunque el concepto de criptomoneda nos pueda resultar novedoso sin embargo debemos ser conscientes de que ya desde hace tiempo utilizamos el dinero digital, cada vez que realizamos una transacción a través de nuestra banca online, usamos nuestra tarjeta de crédito o débito o pedimos un crédito estamos usando dinero digital. Una vez asumido que, a fin de cuentas no hay tanta novedad y pudiendo relajarnos ante la idea de volvernos locos con estos nuevos conceptos, que como acabamos de ver no son tan nuevos después de todo, veamos brevemente como funciona en concreto este nuevo tipo de dinero digital o mas exactamente esta criptomoneda.

Bitcoin[5] nace en 2008 cuando Satoshi Nakamoto crea el bloque génesis basado en tecnología Blockchain. Nadie sabe exactamente quién es Satoshi Nakamoto ya que es un alias utilizado por el desarrollador (o desarrolladores) de esta tecnología emergente y disruptiva. Desde entonces muchas cosas han ocurrido alrededor de esta criptomoneda, tanto en cuanto a su desarrollo ideológico como a su desarrollo desde un punto de vista tecnológico, mercantil y económico. Con respecto al primer aspecto, el ideológico, debido a esta corriente “romántica” de un creador anónimo y una herramienta basada en el P2P, mucho se ha hablado al respecto del origen y el fin de esta nueva tecnología, en un principio en cuanto a su carácter revolucionario y al servicio de los pueblos hasta la visión actual en el que predomina la idea del anarcocapitalismo como eje fundador de esta nueva forma de relacionarnos monetaria y económicamente. Con respecto a su desarrollo tecnológico podemos destacar que es a partir de los últimos dos años cuando se ha impulsado el mismo con grandes cantidades (casi 1K Millones de $ en capital riesgo) invertidas en desarrollar todo un ecosistema alrededor de Bitcoin (monederos, infraestructura, servicios financieros y de intercambio de criptodivisas, minería, sistema de pagos,…) que permita integrar en el actual sistema económico y financiero esta nueva tecnología, que si algo cremos que debemos tener claro es que ha llegado para quedarse. Prueba de ello es no solo el incremento de inversiones en esta nueva tecnología sino el hecho de que ya en la actualidad se puede utilizar esta nueva moneda en el día a día, ya se puede adquirir Bitcoins en cajeros en muchas partes del mundo, utilizar tarjetas de débito visa y mastercard recargándolas con Bitcoin, utilizar la red de cajeros en España para poder sacar euros utilizando Bitcoins, pagar facturas y nominas, comprar en tiendas on line como Dell, Microsoft o Ebay, incluso el Ministerio de Economía y Hacienda considera el Bitcoin como un bien sujeto a tributación al actuar como medio de pago (sujeto al IVA pero exento de él por estar dentro del ámbito de las operaciones financieras[6]).

Antes de continuar vamos a describir brevemente como funciona esta tecnología para poder desgranar las ventajas e inconvenientes que tiene tanto la tecnología en si como el propio Bitcoin. Para ello vamos a comenzar con una definición que ayude a comprender que es esto del Bitcoin.

Bitcoin es una moneda digital, finita, descentralizada distribuida a través de una red P2P, basada en el protocolo de libre distribución blockchain con el que los usuarios pueden hacer transacciones directamente sin la necesidad de un intermediario, privado, simple, sencillo, seguro y de bajo coste.

Como funciona las criptomonedas

– Los usuarios inician un pago usando un software llamado monedero(wallet)

– Esa y otras transacciones pendientes se difunden a través de la red global de Bitcoin.

– Pasados unos minutos, los “mineros” o computadoras (o grupos de computadoras) de la red agrupan cientos de transacciones y las combinan en un bloque

– Al final,para minar el bloque y completar la transacción deben resolver una ecuación matemática que va incrementándose en dificultad (lo que se llama el Hash)

– Otros mineros validan las transacciones y si son aprobadas los mineros ganadores reciben una recompensa de nuevos Bitcoin.

– El bloque minado se añade a la cadena de bloques (blockchain) que sirve como un registro público e inviolable donde se almacenan todas las transacciones.

Una vez que tenemos una visión general de esta nueva tecnología podemos empezar a analizar las ventajas e inconvenientes de esta nueva tecnología (Blockchain), así como del Bitcoin en concreto para poder empezar a vislumbrar las nuevas oportunidades que se abren.

Empezaremos por la parte negativa de Bitcoin, siendo su principal desventaja el alto consumo energético que requiere al basarse en PoW. Proof of Work significa que para poder minar y recibir la recompensa de nuevos Bitcoin se basa en la prueba de trabajo (es decir la capacidad de computación que tengan los ordenadores involucrados en la red) y dado que la dificultad o Hash se incrementa constantemente significa que cada vez se necesitan mas ordenadores y mas potentes para poder seguir minando, lo que lo hace ineficiente energéticamente hablando. Existen otros tipos de validaciones que consiguen solventar este problema como es la PoS (Proof of Stake o de “tenencia” basado en el ahorro de la criptomoneda) o la PoC ( Proof of Cooperation que actualmente esta desarrollando FairCoop para nuestra criptomoneda, Faircoin y que veremos más adelante).Por otro lado vemos que actualmente Bitcoin es un valor meramente especulativo y por lo tanto se está creando lo que se esta viniendo en llamar la “Aristocracia del Bitcoin” en el que esta nueva criptomoneda está quedando en manos de unos pocos con el riesgo que esto conlleva.

Ahora bien y para terminar esta parte del análisis, no debemos perder de vista que, como decíamos al principio, toda esta nueva tecnología está basada en código abierto, distribuido y gratuito por lo que como principal ventaja, vemos que podemos aprovechar desde la ciudadanía todos los avances y desarrollos que se están produciendo en torno a ella, y que por lo tanto podemos apropiarnos de estos desarrollos y mejorar aquellos aspectos que mas negativamente inciden en el desarrollo de un nuevo sistema monetario, económico y financiero que ponga su foco en las personas, en la redistribución justa y el bien común.

Ese es el objetivo de FairCoop y es hacia donde estamos enfocados como veremos a continuación.

FairCoop como medio para la creación de un nuevo sistema monetario y económico.

FairCoop[7] es una cooperativa global, abierta que se auto organiza fuera de los limites y controles del Estado-nación. Desde FairCoop entendemos como elemento clave la transformación hacia un sistema monetario y económico mas justo. Porque creemos que hay demasiadas cosas que no funcionan y en algunas de ellas podemos contribuir a su transformación:

– Tenemos un sistema financiero dominado por unos pocos que debe transformarse en un sistema descentralizado mediante la creación de mecanismos que apoyen y conecten los múltiples proyectos autónomos y locales que se construyen de forma distribuida;

– Vivimos en una época de desigualdad económica como nunca en la que el 10% de la población posee el 85% de la riqueza. Esta situación debe revertirse creando una economía justa en manos de una ciudadanía global organizada en red y sin intermediarios;

– Los modelos económicos dominantes se basan en el crecimiento insostenible que debe cambiarse en pro de un sistema en consonancia con los ecosistemas naturales, ahora tenemos la tecnología adecuada para poder convivir en sinergia con el planeta;

– Vivimos en un sistema político centralizado y vertical que debe ser sustituido por una política P2P organizada desde abajo de forma directa, descentralizada y transparente, utilizando las nuevas tecnologías para visibilizar y experimentar nuevas formas de hacer política;

– Debemos superar estas dinámicas individualistas y competitivas potenciando la cooperación y la solidaridad, creando espacios de apoyo mutuo;

También debemos entender que el conocimiento no debe estar en manos privadas ya que este es libre por naturaleza, por lo que debemos conseguir fomentar un sistema de protección del procomún frente al lucro privado y el freno que supone.

Nuestros objetivos son claros: avanzar para construir de forma cooperativa un mundo basado en unos principios que podríamos resumir en los siguientes puntos[8]:

  • Redistribución e intercambio económico entre iguales
  • Participación política abierta
  • Descentralización de las formas organizativas
  • Producción de procomún
  • Compartición y distribución de conocimiento abierto

Para conseguirlo apostamos por Faircoin[9] como criptomoneda en la que basar las acciones de redistribución en la construcción de un nuevo sistema económico global.

Dado que Bitcoin se basa en Código abierto, durante estos años se han creado centenares de Altcoins o monedas alternativas cuya característica principal es la posibilidad de crear, adaptar o mejorar el bloque génesis para crear monedas alternativas que cumplan diferentes funciones. Se ha abierto un mundo de posibilidades donde la creación de moneda queda en manos de cualquiera con los conocimientos, habilidades o necesidad de crear un sistema monetario alternativo al actual que tanto nos limita y subyuga. Si bien muchas de ellas están condenadas a desaparecer, aquellas que no lleven un proyecto detrás que respalde y justifique su existencia, sin embargo otras tantas sobrevivirán en tanto en cuanto cumplan alguna función útil.

Faircoin nació con la intención de cumplir con el objetivo social de servir al bien común. Faircoin es la moneda que desarrollamos desde FairCoop y el germen para el posterior desarrollo, no solo de una nueva moneda, sino de todo un ecosistema económico y financiero que respalde y asegure el objetivo último que perseguimos: contribuir a hacer posible la transición a un nuevo mundo reduciendo, tanto como sea posible, las desigualdades económicas y sociales entre los seres humanos y al mismo tiempo ir contribuyendo a una nueva riqueza global accesible a toda la humanidad en forma de procomún.

Con Faircoin superamos las desventajas que comentamos al principio que le son características al Bitcoin. La primera y mas importante es la referida a la insostenibilidad desde el punto de vista energético. Faircoin se basa en este primer desarrollo en PoS (Proof of Stake) o Prueba de “Tenencia” es decir que la minería se basa en el ahorro de la moneda y no en la capacidad computacional, lo que hace que no requiera grandes ordenadores ni un gran gasto energético, (Pues no se basa en computadores mas grandes y costosos sino en que simplemente ahorres moneda, por lo que cualquiera puede acceder). Además cumple la función de reserva de valor de todo el ecosistema FairCoop frente a la actualidad especulativa de Bitcoin, por ello no se está acumulando en manos de unos pocos sino que se redistribuye en proyectos social y medioambientalmente coherentes como veremos en el siguiente punto. Actualmente estamos en desarrollo de Faircoin 2.0[10] en el que vamos a introducir un concepto nuevo: PoC (Proof of Cooperation) con el objetivo de crear una red justa, estable, sólida y acorde con los principios que defendemos.

Pero para conseguir un nuevo sistema económico hace falta algo mas que una moneda, hace falta una serie de herramientas que complementen y den forma a este nuevo sistema que nace ante nuestros ojos día a día en un mundo globalizado y conectado por la tecnología.

Herramientas y Recursos de FairCoop para el cumplimiento de nuestros fines

FairCoop pretende ofrecer una serie de herramientas y recursos que hagan posible la creación de un nuevo sistema económico, las cuales vamos a resumir aquí:

Fairsaving. Es un servicio de ahorro el cual proporciona FairCoop. Además tiene un doble objetivo ya que actua como reserva de valor de Faircoin. Fairsaving te ofrece la posibilidad de guardar tus Faircoins con finalidad de ahorro y también como servicio de monedero a todos aquellos que se acerquen a esta nueva tecnología y que no se sientan seguros teniendo un monedero propio, o aquellos que no tengan una conexión a internet o un dispositivo para poder gestionarlos. Solo hay un requisito: el compromiso de mantener tus Faircoins al menos 6 meses sin utilizarlos.

Fairmarket. Es nuestro proyecto mas inmediato y en el que estamos actualmente volcados. Fairmarket es un mercado on line global y descentralizado, en el que todos aquellos que lo deseen puedan ofrecer sus productos y servicios y utilizar Faircoin como medio de pago. Actualmente se encuentra en fase alfa de desarrollo pero en un futuro próximo servirá también en el futuro como base para Faircredit, sistema de crédito mutuo entre los miembros de FairCoop.

Coopshares[11]. Plataforma de inversión colaborativa cuyo fin es proveer de recursos de financiación y liquidez tanto a la propia FairCoop como a aquellos proyectos cooperativos, asociativos y de economía social que enfrentan grandes dificultades para conseguir financiación.

Fairstarts. Es un proyecto de red de incubadoras y aceleradoras para la economía colaborativa y la producción entre pares cuyos pilares son la libre distribución y el libre conocimiento. Sustentado por la inversión colectiva a través de Coopshares, pretende proveer de recursos como asesoramiento tecnológico y legal,contactos estratégicos, generación de redes, recursos físicos y financieros a todos aquellos proyectos afines con nuestra visión y principios.

Commoney. Proyecto en desarrollo de Banca publica al servicio del bien común. Sustentado sobre la tecnología Blockchain desarrollada por Ripple[12] y Stellar[13] permitirá el intercambio entre las diferentes monedas que existen: dinero fiat, moneda social y criptomoneda de manera rápida, sencilla y segura. De esta manera aseguramos que se pueda usar cada herramienta monetaria de la manera y en el ámbito que sea mas conveniente. Pensamos sobre todo en ser un vehículo de enlace entre los proyectos de monedas sociales, mas orientadas a lo local, hacia una moneda de ámbito global (Faircoin) que cumpla los mismos requisitos que la moneda social pudiendo ampliar sus ventajas e interconectando esta nueva economía a nivel global.

Faircredit[14]. (En desarrollo). Herramienta de crédito mutuo a interés 0 que pretende ser la gran apuesta de innovación monetaria. Faircredit es el sistema monetario de crédito mutuo de escala global apoyado en Faircoin, el cual sirve de vehículo de intercambios económicos y de expansión y contracción de crédito entre miembros de FairCoop reduciendo la necesidad de gastar los Faircoin y profundizando en su función de reserva de valor, al mismo tiempo que se promueven mecanismos más adecuados para promover el crédito y los intercambios económicos.

A diferencia de Faircoin, Faircredit solo sirve dentro de FairCoop y no tiene capacidad de realizar operaciones de compra-venta con individuos o empresas que no sean miembros de FairCoop.

Además de estas herramientas FairCoop cuenta con otros recursos fundamentales para ampliar el ámbito de actuación.

Fairfunds[15]. El objetivo de estos fondos es conseguir que los proyectos relacionados con Faircoin o la economía solidaria puedan financiarse. Estos fondos cuentan con una dotación inicial de Faircoins para conseguir este objetivo. Además a través de la campaña permanente abierta en Coopfunding[16], la plataforma cooperativa de crowdfunding impulsada por la Cooperativa Integral Catalana se puede ir ampliando progresivamente. Actualmente estos fondos son tres:

  • El Fondo del Sur Global. El objetivo es destinar estos recursos a luchar contra las desigualdades y restablecer la justicia económica global. La manera de hacerlo, será acompañando el empoderamiento de comunidades y cooperativas excluidas del acceso a recursos básicos o a los medios necesarios para producir riqueza con código abierto; es decir formas de producción que se puedan compartir y replicar.

Este fondo, por sus características y sus inabarcables objetivos necesitará de una estructura organizativa específica para hacerlo posible, principalmente la creación de nodos de apoyo en tantos lugares del mundo como sea posible, que puedan encargarse de enlazar con la FairCoop a los colectivos en proceso de empoderamiento, haciendo posible su validación (para evitar en lo posible engaños y abusos) y generando así una red de cooperación mutua a escala global, asentada tanto como se pueda, en los territorios.

  • El Fondo para el Procomún. Destinado a proyectos estratégicos que generen procomún en beneficio de toda la humanidad.

Su objetivo es financiar aquellos proyectos que co-producen bienes inmateriales como por ejemplo información y conocimiento en ámbitos claves como la salud, la energía, la alimentación o el sistema económico , y también proyectos que potencien el trabajo en red, de escala global, para generar procomunes materiales.

Fomentar el conocimiento libre y fusionarlo con el open hardware para empoderar a las comunidades en todas las dimensiones y crear procomún, es el objetivo principal de este fondo.

  • El Fondo para Infraestructura Tecnológica. Los recursos de este fondo se destinaran a proyectos de desarrollo informático, tecnológico, económico o pedagógico, que potencien la extensión y las facilidades de uso del Faircoin como moneda de cambio o como vehículo de ahorro comprometido, así como de otras tecnologías de intercambios, monetarias, financieras o de procesamiento de pagos necesarias para construir el sistema económico que promueve FairCoop.

Pero todo esto no seria posible sin una comunidad de personas que participen de la construcción de este nuevo sistema.

Como se organiza FairCoop

FairCoop comienza su proyecto en Septiembre de 2014 con un equipo promotor entre los que se incluyen Enric Duran y la Cooperativa Integral Catalana[17]; Michel Bauwens y la P2P Foundation[18] o Amir Taaki, como representante de la ética y principios Hacker, además de muchas otras personas e iniciativas alrededor del mundo.

Basado en el cooperativismo abierto propuesto por Bauwens que incluye cuatro elementos clave:

  • Las cooperativas tienen que estar estatutariamente orientadas hacia el bien común.
  • Las cooperativas necesitan tener modelos de gobierno que incluyan a todas las partes interesadas.
  • Las cooperativas han de co-producir activamente la creación de bienes comunes inmateriales y materiales.
  • Las cooperativas deben estar organizadas social y políticamente sobre bases globales, incluso cuando producen localmente.

A partir de este grupo promotor se desarrolla lo que llamamos el Fairforest[19], en un símil en el que en este bosque cada elemento es autónomo y diferente, pero que se relacionan entre si creando el ecosistema que da vida a FairCoop. Nuestro bosque se conforma de consejos y comisiones que son los troncos y ramas que dan vida a este ecosistema.

Los consejos vienen a ser en este símil los troncos de los arboles de este bosque. Un consejo está formado por un grupo de personas, entre 6 y 8, elegidos de forma democrática entre toda la comunidad Faircoin a través de un sistema de votaciones en la red social. Cada año se convocan elecciones para elegir nuevos miembros y de esta forma ofrecer a todo el mundo la oportunidad de participar y cooperar en este crecimiento. Los miembros del consejo son conocidos por toda la comunidad y a su vez evaluados continuamente, por eso es importante crear confianza entre todos los participantes y que todos los procesos sean 100% transparentes y abiertos.

Actualmente estamos desarrollando cuatro consejos:

  • El Consejo Ecosistémico. Es el Consejo principal cuyas funciones son la toma decisiones sobre el funcionamiento general de la FairCoop, las distintas herramientas económicas y el funcionamiento de este sistema, y actuar como organismo de extensión para coordinar y organizar el trabajo en red y el apoyo a nodos locales.
  • Consejo del Sur Global: Apoyando el empoderamiento y autogestión a nivel local.
  • Consejo del Procomún: Construyendo procomún abierto a nivel global.
  • Consejo de infraestructura tecnológica: Creando los medios por donde se comparten los flujos de información.

Estos tres últimos son los consejos que gestionan los Fairfunds que vimos anteriormente.

Las comisiones, por otro lado, consisten en las ramas operativas de los árboles. Cada consejo puede tener distintas ramas según sus necesidades y objetivos a cumplir. En un inicio, el único consejo con comisiones ya formadas es el ecosistémico; las otras se irán desarrollando con el tiempo y según las necesidades.

A diferencia de los consejos, todas las comisiones son de participación abierta: cualquier miembro puede formar parte de una comisión y aportar su tiempo para colaborar en las distintas tareas en tanto cómo le sea posible.

Como empezar a participar de este nuevo sistema.

Una vez desgranado que és, como se organiza y que hace FairCoop solo queda invitar a la participación en la creación de este nuevo ecosistema y por ende este nuevo paradigma social y económico que pretendemos construir entre todos, no solo la FairCoop, dando a conocer las diferentes vías de participación en FairCoop.

– Utilizando las herramientas y recursos que ofrece FairCoop. Como hemos visto antes son muchas las herramientas que estamos construyendo para crear un ecosistema completo y funcional por lo que muchas herramientas están actualmente en desarrollo, pero hay otras que podemos empezar a experimentar.

La principal es Faircoin. Empezar a tener Faircoin es actualmente muy fácil, basta con descargarte un programa, que llamamos monedero[20] a través del cual se gestionan las transacciones que realicemos con la moneda. Una vez que tenemos el monedero ya podemos conseguir Faircoin a través de Getfaircoin.net. Con nuestra moneda ya podemos empezar a usarla en comercios, cooperativas y proyectos afines que puedes encontrar en el directorio[21] que hemos creado, ahorrarla en el servicio Fairsaving o invertir en proyectos afines a través de Coopshares. En un futuro próximo también se podrá empezar a utilizar en nuestro Fairmarket.

– Formando parte activa de la comunidad. Siendo miembro activo de la comunidad, registrándote en nuestra web y formando parte de la Fairnetwork. Hay muchas comisiones y grupos de trabajo creados y activos en los que todo el mundo puede aportar. Además se puede participar en los nodos locales que actúan como extensión territorial de la FairCoop cuyo fin es llevar a la economía real nuestro proyecto, a través de una retroalimentación que vaya de lo local a lo global a lo local. Si no hay un nodo local creado en alguna región se puede participar ayudando a crearlo. El nodo también actúa como POE (Punto de intercambio de Faircoin) así como punto de apoyo, información y expansión de FairCoop a lo largo del planeta.

– Creando alianzas y sinergias con otros proyectos. FairCoop no es un proyecto aislado, sino un proyecto que se construye entre todos y con todos, también con nuestra experiencia, no es un sistema cerrado de decisiones unilaterales sino que necesita crecer con la inteligencia colectiva, en un proceso abierto de colaboración, aprendizaje y generador de experiencias válidas para la construcción de un sistema alternativo viable en todos los aspectos que definen a una sociedad, por ello es necesario crear sinergias con aquellos otros proyectos que compartan la visión de una nueva sociedad cuyos pilares básicos sean el bien común, la solidaridad y la cooperación en entornos abiertos y horizontales.

En tan solo un año de vida somos mas de 800 los miembros de la cooperativa, ya tenemos nodos locales operativos en varias regiones de España, Alemania, Portugal, Inglaterra, Grecia, Italia, Estados Unidos, Colombia, Chile, Irlanda, … y todo una ventana de oportunidades que se abre ante nosotros en el desarrollo de Blockchain como tecnología angular sobre la que desarrollar las herramientas que nos permitan vislumbrar un futuro esperanzador.

Solo falta unir acciones, coordinarnos y empoderarnos, pero por primera vez tenemos ante nosotros la posibilidad de crear un mundo nuevo donde todos tengamos cabida.

LogoFairCoopVectorialOk_pos_engFAIRCOOP BIO

La FairCoop es una cooperativa abierta de ámbito mundial que se autoorganiza a través de Internet fuera de los límites y controles de los estados-nación.

Su objetivo es contribuir a hacer posible la transición a un nuevo mundo reduciendo, tanto como sea posible, las desigualdades económicas y sociales entre los seres humanos y al mismo tiempo ir contribuyendo a una nueva riqueza global accesible a toda la humanidad en forma de procomún.

La FairCoop entiende que la transformación hacia un sistema monetario más justo es un elemento clave en su camino; por este motivo, apuesta por Faircoin como criptomoneda en la cual basar sus acciones de redistribución de recursos y construcción de un nuevo sistema económico global.

Revolución integral, peer2peer, criptomonedas, conocimiento libre, ética hacker, decrecimiento, buen vivir… todo emerge en unos principios y en unos objetivos claros que nos unen para contribuir a hacer posible la transición a un nuevo mundo reduciendo tanto como sea posible las desigualdades económicas y sociales entre los seres humanos y al mismo tiempo contribuyendo a una nueva riqueza global, accesible a toda la humanidad en forma de procomún.

Para saber más: https://fair.coop/es/

[1]   https://cooperativa.cat/es/la-moneda-social-se-extiende-de-la-mano-de-la-autogestion/

[2]  http://positivemoney.org/

      http://www.dineropositivo.es/

      http://www.occupybanking.net/

[3]    Blockchain no solo ofrece soluciones en cuanto a cuestiones económicas como el uso de criptomonedas sino que se amplia a otros aspectos de la organización social dadas sus características, así se están desarrollando actualmente sobre conceptos como Democracia directa, utilizando la Blockchain para registrar de manera transparente e inviolable los votos de los ciudadanos; los Smartcontracts, contratos inteligentes adosados a la cadena de bloques, DAC’s, corporaciones autónomas descentralizadas, como forma de organización empresarial, sistemas de reputación, de inversión colaborativa…Todo un mundo de posibilidades se abre ante nuestros ojos haciendo que la cadena de bloques sea un elemento central en la organización de las futuras sociedades.

[4]    https://www.ethereum.org/

[5]    https://bitcoin.org/bitcoin.pdf

[6]    http://lawandbitcoin.com/bitcoin-exento-de-iva-en-espana/

[7]    https://fair.coop

[8]    https://fair.coop/es/principles-and-objectives/

[9]    https://fair-coin.org

[10]  https://fair-coin.org/faircoin2.html

[11]  https://coopshares.net

[12]  https://ripple.com/

[13]  https://www.stellar.org/

[14]  https://fair.coop/es/faircredit/

[15]  https://fair.coop/es/fair-funds/

[16]  https://coopfunding.net/

[17]  http://cooperativa.cat/es/

[18]  http://p2pfoundation.net/Main_Page

[19]  https://fair.coop/es/consejos-y-comisiones/

[20]  https://fair.coop/?get_group_doc=26/1447331737-GuiaFaircoinUsuariosES.pdf

[21]  https://use.fair-coin.org

 


Tags: , , , , , ,

Subscribe “canalyosoytu” in youtube

fancy learning about the new economy?

New Economy and Social Innovation Forum

New Economy tools

New Economy Tools In-company and personal workshops and seminars